martes, 22 de mayo de 2012

Los tres cerditos


Erase una vez tres cerditos que vivían con su mamá en el bosque. Un día, decidieron marcharse de casa y construirse una casa cada uno para estar a salvo del lobo, que vivía en aquel bosque y le encantaba comer cerditos.

Los tres cerditos eran muy distintos entre sí. Tocinete, que era el más pequeño, era muy perezoso y le encantaba jugar. Así construyó la casa de paja para terminar antes y poder tomar el sol.

Jamoncín era un cerdito que tampoco era muy trabajador, se hizo la casa de madera y tuvo tiempo para tocar su acordeón.

Cochinín, el mayor de los tres cerditos, era muy trabajador y responsable, le gustaban las cosas bien hechas y se hizo una casa de ladrillos muy resistente que le llevaría mucho tiempo en construir. Allí estaría a salvo de los lobos.

Cuando todos los cerditos terminaron sus casitas, el lobo apareció. Fue a la casa del cerdito pequeño, que era de paja. Sopló y sopló hasta que la casa derribó. Tocinete fue corriendo a la casa de madera de su hermano Jamoncín.

El lobo le persiguió, y al llegar a la casa de madera, llamó a la puerta y quiso entrar. Los cerditos, que no eran tontos, no le abrieron y él volvió a soplar y soplar y la casa volvió a derribar. Los cerditos muertos de miedo, corrieron a la casa de ladrillos del cerdito mayor a refugiarse.

En la casa de Cochinín, los cerditos temían que el lobo volviera a derribarla. Cuando llegó el lobo volvió a llamar a la puerta, los cerditos no la abrieron, y volvió a soplar y soplar y la casa ya no se derribó. Entonces, el lobo pensó que un buen lugar para entrar era por la chimenea. Pero no sabía que los cerditos habían preparado una sorpresa, una enorme olla estaba en el fuego con agua hirviendo. Cuando cayó el lobo por la chimenea, fue tal el susto que salió por la puerta corriendo hacia el bosque y nunca más volvió a la casa de los cerditos.

Nota: Los cerditos hicieron una gran fiesta, invitaron a Caperucita Roja, a la abuelita, a Blancanieves, a La Bella Durmiente del Bosque, a Shrek y Fiona, al burrito de Shrek y a la dragona, al Gato con botas,... y a todos los personajes de los cuentos infantiles. Fue la mejor fiesta que había habido hasta ese momento y todos la recordarán como una fiesta memorable.
FIN


Si quieres conocer la historia real de los tres cerditos y el lobo cuando eran pequeños haz click aquí, seguro que te gustará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...