lunes, 4 de febrero de 2013

El tesoro de las virtudes. La gallinita roja.

"El tesoro de las virtudes" es un libro de veinte relatos para cultivar el valor, el amor y la honestidad, publicado por la editorial Everest.

Es un libro precioso para leer en familia. Detrás de cada cuento explican una virtud para cultivar. Os lo recomiendo.

Aquí os dejo uno de los cuentos:

LA GALLINITA ROJA

La gallinita roja vivía en una casa que estaba cerca de la granja con sus cinco pollitos, el pato, el gato y el perro. Era muy limpia y muy trabajadora. Siempre tenía mucho trabajo que hacer, para que todo estuviera en orden y la comida preparada. Pero cuando había que hacer las labores de la casa, sus amigos siempre tenían algo que hacer, sólo sus pollitos la ayudaban.

Cuando la gallinita sacaba a sus pollitos a jugar sus amigos también desaparecían.


La gallinita roja siempre visitaba los huertos para vigilar el trigo y las plantas que allí estaban cultivadas. Pidió a sus amigos que la ayudaran con las plantas. Pero ellos no quisieron. Y una vez más sus pollitos la ayudaron.

Organizaron un concurso para ver quién era él que sacaba más malas hierbas del trigal. Fue muy divertido y todos los pollitos colaboraron.

Durante aquel verano el sol hizo que el trigo creciera fuerte y abundante. Había una buena cosecha. Pero como siempre el pato, el gato y el perro no querían ayudar. Toda la familia de la gallinita cortó el trigo cantando canciones para que fuera divertido. Lo dejaron empaquetado en el campo.

La gallinita pensaba que si un trabajo había que hacerlo, merecía la pena hacerlo bien. 

Pidió ayuda a sus amigos, para llevar el trigo al molino para hacer harina. Y de nuevo no la ayudaron. Ella y sus pollitos llevaron el trigo.

Después regresaron a casa, muy cansados. Al día siguiente, cuando iba a hacer el pan, sus amigos no la quisieron ayudar, preferían no hacer nada durante todo el día.

El olor del pan horneado se expandió y el pato, el gato y el perro entraron en la casa. La gallinita dijo quien hubiese ayudado por cada tarea tendría un pedazo. Sólo los pollitos pudieron comer, porque el pato, el perro y el gato se quedaron mirando sin nada que llevarse al estómago por lo vagos que habían sido.

UNA VIRTUD QUE CULTIVAR
EL TRABAJO CONSTANTE
Esta historia nos muestra que si trabajamos juntos podemos divertirnos y tener una recompensa por nuestro trabajo.
Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...